Buscar
  • Sintonia Hormonal

Todo lo que necesitas saber sobre la Temperatura Basal

La temperatura basal es uno de los biomarcadores de fertilidad utilizados en el método sintotérmico que miden el metabolismo del cuerpo en descanso. Si tomas tu temperatura basal todos los días verás un salto de temperatura luego de ocurrida la ovulación. Esto sucede normalmente debido a la producción de progesterona que se genera durante la fase lútea.


De manera general, la temperatura en tu fase preovulatoria se mantiene en el rango de 36 °C a 36,5 °C y en la fase post ovulatoria puede ir de 36,5 °C hasta 37 °C.



Uno de los mitos alrededor de la temperatura basal es que te ayuda a predecir cuando vas a ovular.
Sin embargo, el cambio en la temperatura ocurre después de la ovulación por lo que no predice nada, sino que te ayuda a confirmar que sí ocurrió.

¿Cómo se confirma la ovulación utilizando la temperatura basal?


Por medio de la temperatura basal podrás confirmar la ovulación si presentas 3 temperaturas más elevadas que las 6 temperaturas anteriores. Existen excepciones a esta regla las cuales deben de trabajarse con una instructora que realmente conozca el método sintotérmico. Además debes tener en consideración que los saltos de temperatura no siempre ocurren de la misma forma todos los ciclos (Este salto puede ser abrupto, escalonado o de aumento lento) por lo que necesitas de una guía para poder identificar el salto de temperatura de la mejor manera.


Entre las múltiples ventajas que tiene tomarse la temperatura basal durante tus ciclos menstruales están:


  • Te ayuda a confirmar si ocurrió la ovulación.

  • Si buscas un embarazo te ayuda a determinar si tu fase lútea es lo suficientemente larga para que se de la implantación del embrión (al menos de 10 días).

  • Te ayuda a tener un indicio sobre si produces suficiente progesterona durante el ciclo.

  • Te puede indicar si tienes algún problema oculto de la tiroides. Esto puede determinarse de manera general si tus temperaturas muestran valores extremos (muy altas o muy bajas) y no presentas un salto de temperatura.

  • Te indica si lograste un embarazo al tener más de 18 temperaturas elevadas después del día pico o salto de temperatura.

  • Te indica si tienes algún riesgo de pérdida en el embarazo (miscarriage) si tus temperaturas comienzan a decrecer luego de comprobado el embarazo.

  • Puedes identificar si tuviste un embarazo químico.

Para tomar tu temperatura basal tienes que tomar en cuenta ciertas cosas:


1. Necesitas un termómetro basal preferiblemente con al menos 2 decimales después de la coma. No hace falta comprar el termómetro más caro del mercado, lo más importante es que aprendas de manera correcta a tomar tu temperatura y que el termómetro idealmente dure al menos 1 minuto en tomar la medición.


2. La temperatura basal debe tomarse todos los días por la mañana sin salir de tu cama. Necesitarás por lo menos 5 horas de descanso continuo para lograr una medición correcta. Si te levantas de la cama, tomas aguas, o vas al baño puede afectar tu medición.


3. Debe tomarse de la misma forma durante todo el ciclo, ya sea de forma vaginal, oral o rectal. La oral es la forma más fácil por conveniencia.

Si se toma oral, debe realizarse con el termómetro encendido debajo de la lengua y con la boca cerrada hasta que suene o marque la temperatura indicada.


4. Debe tomarse aproximadamente a la misma hora todos los días. Ahora, no hay que tomarse esto tan literal ni ser extremista. En muchas mujeres la temperatura basal cambia alrededor de medio grado por cada hora adicional de sueño. Pero si tomas tu temperatura basal alrededor de la misma hora todos los días será suficiente. Si te levantas más tarde o temprano por alguna razón, igualmente te recomiendo que te tomes tu temperatura y la anotes en tu registro, ya que te podría ayudar a interpretar el comportamiento de tus ciclos más adelante.


5. Es importante tomar nota de la hora en que se mide la temperatura basal y de todas las observaciones de actividades o síntomas que se presenten ya que la temperatura basal puede verse afectada por: cambios en los patrones de sueño, consumo de alcohol, gripe u otra enfermedad, toma de pastillas, viajes, etc.



La temperatura basal es uno de los biomarcadores de fertilidad que viene a ser muy útil si te es díficil identificar tu patrón de moco cervical. De esta manera tienes como un "doble check" en tu registro para lograr identificar tus días fértiles y cerrar tu ventana de fertilidad. Talvez puede ser un poco complicado y tedioso entender cómo funciona al inicio pero una vez que creas el hábito será más fácil y te aseguro que te ayudará a entender mejor tu ciclo menstrual.


Al fin y al cabo todo en esta vida se trata de sintonía...

Referencias

  • The fifth Vital Sign – Lisa Hendrickson-Jack

  • Taking charge of your fertility – Toni Weschler

  • The complete guide to fertility awareness – Jane Knight

106 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo